La melodía de Akbar

Posted on

En Oriente Próximo vivía un hombre llamado Akbar que poseía un maravilloso instrumento de madera tallada a mano con muchas cuerdas que se podían rasguear y hacer sonar. Cada día, durante horas y horas, Akbar tocaba su instrumento, pulsando la misma cuerda y tocando la misma nota una y otra vez. Finalmente su mujer no pudo aguantar más.
– Amado esposo -comenzó-, debo hablar contigo. Tienes este instrumento maravilloso con muchas cuerdas extraordinarias, de las cuales pueden surgir innumerables notas y melodías diferentes. Tus amigos tienen el mismo instrumento y usan todas las cuerdas, creando unos sonidos increibles y variados, distintas melodias y canciones diferentes. Sin embargo tú, amado esposo, te pasas el día entero sentado, tocando la misma nota sin parar, una y otra vez. ¿Por qué lo haces? ¿Por qué no tocas como tus amigos, creando muchos sonidos y melodías distintas? ¿Por qué sigues pulsando la misma cuerda sin parar una y otra vez?
Akbar sonrio con amor a su mujer.
Amada esposa -dijo-, la razón de que todos mis amigos toquen tantas cuerdas diferentes y yo siempre la misma es bastante simple:
Ellos siguen buscando su melodía, mientras que yo ya he encontrado la mía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s